LADRONES DE TIEMPO

LADRONES DE TIEMPO

¿Cuántos llegamos a nuestros centros de trabajo entusiasmados por desarrollar una jornada productiva y eficiente para culminar el día con la satisfacción y seguridad de haber tenido una útil y provechosa jornada? Respondo: Todos los que trabajamos, pero ¿y los que no laboran?

Muchos de estos no trabajan, ni dejan trabajar, ejemplo: cuántos amigos nos visitan, porque quieren tener con quien hablar, pasar el rato o matar el tiempo, sé que los hay, yo por lo menos, tengo dos: Te visitan sin avisar; o tal vez te piden cita para visitarte, pero el propósito es el mismo, llegan, te saludan con muchas palabras, se sientan a conversar sin pedirte de cuánto tiempo dispones para atenderlos, y aunque tu demuestres que estas ocupado parece que no lo perciben; se toman un café, agua o refresco, a veces con galletas, y desarrollan una interminable charla sin ver el reloj, ni tu inquietud por cortar la plática para dedicarte a algo que a ti te interesa, o en lo que estás haciendo. Terminada la visita se marchan y tú has perdido un promedio de media hora , para ejemplificar, media hora de trabajo útil, media hora que tendrás que reponer quedándote más tiempo en tu jornada. Un ladrón te puede robar un objeto; pero “tu amigo” o visita, te robará algo más valioso e irrecuperable, el TIEMPO.

LADRONES DE TIEMPO

¿Ahorras parte de tus ingresos?

LADRONES DE TIEMPO

“No hay que dejarle toda la carga al Gobierno”:

Artículos nuevos

$1$s comentarios

  1. Gerardo Rivera

    Excelente articulo. muy cierto.
    a veces por respeto les recibimos y si tu no les atiendes se ofenden y luego hablan de ti.
    pero al final nadie se queda con uno, las horas adicionales que tienes que dedicar para cumplir con tus responsabilidades.
    tiempo que ya le robaron a tu familia también.
    siga don Roger !!!!!

Escribir comentario