¿Conviene o no conviene tener deudas?

¿Conviene o no conviene tener deudas?

Para los que nacimos pobres, sin dinero, sí conviene. Y para los que son ricos también conviene. En mi caso particular, nací pobre, y mi primer préstamo o deuda lo asumí a la edad de veintiún años con el aval de mi primer y antiguo jefe. Obtuve un préstamo en un banco local que me sirvió para comprar una motocicleta usada, la cual utilicé para desarrollar mejor y más rápido mi trabajo de cobrador. Desde entonces y hasta hoy que tengo setenta años, sigo obteniendo préstamos para invertir, abrir nuevos negocios, fortalecer los que ya administro etc., aún cuando he crecido financieramente, mi deseo y aspiración es seguir creciendo más cada día, lo que me permite aportar mi granito de arena al desarrollo y mayor crecimiento económico de mi país, creando miles de oportunidades de trabajo, apoyando a otras personas que, como yo, venimos de sectores y ambientes de pobreza, pero que no queremos vivir y hacernos viejos en esa situación, posiblemente yo ya no necesitaría más de préstamos, y podría quedarme donde estoy ahora con una vida de comodidades para mí y mi familia, pero como soy hiperactivo, tengo que orientar esa hiperactividad en algo que me gusta hacer y que considero un hobby: Trabajar y darle trabajo a otras personas que lo necesitan. Si bien las utilidades o ganancias son algo que me hace sentir satisfecho, disfruto más apoyando a otros para que puedan tener el éxito que yo tengo y se puedan superar igual o más de lo que yo he logrado; esa también es una ganancia que me llena de satisfacción y que al final también me beneficia, ya que si a otras personas les va bien, de rebote me irá igualmente bien.

¿Conviene o no conviene tener deudas?

La tierra del junco, las mujeres bellas y hombres laboriosos disfrutaron una noche de emprendimiento

¿Conviene o no conviene tener deudas?

Beneficios de los que invierten, intermedian o se endeudan

Artículos nuevos

$1$s comentarios

Escribir comentario